¿Porqué amo a alguien que no me ama?

En esta vida existen leyes inquebrantables. Se encuentran operando todo el tiempo y funcionan para cada uno de nosotros, creas en ellas o no. En este caso, lo que piensas se manifiesta de un modo u otro, claro que no es instantáneo, pues es todo un proceso, que incluso lo que pensabas hace 5 años está repercutiendo en tu vida actual. Piensa, ¿Qué pensamientos tenías acerca de tu dinero, salud o relaciones personales?, Sin duda, el enfoque que le das a esos pensamientos (positivo o negativo) es lo que obtienes.

Ahora, como un complemento a todo esto, la vida es como un espejo que refleja lo que das y lo que tienes; como es arriba es abajo, significa; como es en tu mente es en lo material y como dije todo lo que piensas se manifiesta. De modo que, para responder a esta cuestión en concreto, debemos tener en claro que en esta vida existen dos emociones creadoras básicas; acompañan a cada pensamiento en el momento que lo tenemos y tienen la capacidad de alterar cada una de nuestras realidades en función de lo que sentimos. En primera instancia tenemos el amor, representa todas las emociones positivas (de alta vibración); experimentamos felicidad, bienestar, gozo, etc., el conjunto de todas estas emociones nos sitúan en un estado de plenitud física y mental, que nos permite alcanzar nuestros sueños.

Por otro lado se encuentra el miedo, de igual forma representa todas las emociones negativas (de baja vibración); experimentamos tristeza, enojo, resentimiento, etc., este conjunto nos posiciona en un estado de apagamiento, nos obliga a hacer menos de lo que estaríamos dispuestos a hacer y en algunos casos incluso no hacer algo al respecto.

Bien, después de esta breve introducción sabrás desde que punto estas creando tu situación; TODO lo que tienes y tendrás en tu vida gira en torno a tus creencias.

Puntos relevantes

Tienes un entorno que no te ayuda.

¿Te has dado cuenta del tipo de relaciones que tienen las personas con las que convives el mayor tiempo?, ¿Pones atención a las conversaciones que tienes con tu círculo de amigos?, ¿Hablan todo el tiempo de problemas de pareja?, ¿Hablan de infidelidades?, ¿Conversan a cerca del porqué nadie quiere estar con ellos?.

Si las relaciones que sostienes ahora son de éste tipo, tu círculo social es tóxico, ya que no paran de hablar y de quejarse de lo mal que les va en las relaciones, que el amor no existe, de lo feo que piensan que son y de lo mal que los trata la vida por no tener pareja, pero te tengo noticias, gracias a que ellos piensan y lo creen así, lo manifiestan y no es coincidencia que a ti también te suceda, ya que estás inmerso dentro de todas esas pláticas y vivencias, en conjunto crean una atmósfera negativa que los acompaña a donde quiera que vayan.

Ahora quiero que te fijes en ti y en como te va con las relaciones de pareja, ¿Te han decepcionado?, ¿Has tenido alguna relación tóxica?, ¿Te han sido infiel?, ¿Has sido infiel?, ¿Piensas y hablas de lo malo que es enamorarse?. Si te identificaste con alguna de éstas preguntas, y te identificas demasiado con tu círculo, es muy probable que estés con ellos porque ellos piensan como tú, comparten tus creencias y tus formas de pensamiento que contribuyen a reforzar todo en lo que ya crees a cerca de lo malo que es el amor.

Autoestima baja.

Tu autoestima juega un papel fundamental, ya que es una creencia muy arraigada dentro de ti y es exactamente lo que tú y tu entorno conciben a cerca de ti. Muchas personas logran obtener una autoestima baja por el entorno que los rodea, porque los hacen sentir mal, los etiquetan y los hacen llenarse de autoconceptos, que ni si quiera ellos mismos pudieron haber pensado.

El alto impacto emocional que se genera el escuchar cosas como: no sirves para esto, eres tonto, nunca lo lograrás, eres despreciable, (en general comentarios que te hacen sentir mal) y la repetición constante de toda esta sarta de negatividad, pasan a formar parte de una nueva creencia, que ya se ha instalado en ellos y formará parte de su vida hasta que decidan hacer algo al respecto, es así la manera en la que creamos cada una de nuestras creencias. Por repetición y alto impacto emocional.

Dependencia amorosa.

Es el miedo a imaginarse en la situación de que no estarás con esa persona que «amas», te aterra la idea de no poder amar a alguien más, tu vida se resume en no poder vivir en tu propia compañía y por ende necesitas de otra persona para poder estar «estable», si esa persona desaparece de tu mapa, paralizas todo. Has creado tu dependencia, creer que no puedes seguir sin esa persona, te hace forzar las situaciones, a complacer a la otra persona para que no se vaya, te ves obligado a que tu vida gire en torno a alguien ajeno, lo cual es lo peor que puedes hacer, pues la verdad es que: Tú eres todo lo que necesitas, tú eres el alpha y el omega de tu vida, tú creas el mundo en donde vives, en donde habitan tus pensamientos, tus sueños y tus peores miedos, no necesitas a alguien para estar bien, eres 100% responsable de tu vida, todo empieza y termina en ti, esa es la verdad y la verdad nos hace libres.

No te ocupas.

Te voy a preguntar algo y quiero que seas sincero contigo mismo. ¿Tienes metas personales que no incluyan a la persona de la que estás enamorad@?. Y si las tienes ¿Realmente te estimulan esas metas?, ¿Realmente sientes esa euforia al pensar en ellas?. Si la respuesta es: «no» ó «más o menos», estás enfocando toda tu atención a tu situación amorosa, descuidando otras dos áreas muy importantes; la salud y el dinero, (debe de existir un equilibrio entre ellas).

La importancia de mantenerte ocupado es vital, puesto que en lo que te concentras se expande. En este caso, estás poniendo toda tu atención en que esa persona no quiere estar contigo. ¿Alguna vez has tenido algún evento muy importante y desde que comienzas a planear, centras tu atención en las posibles complicaciones que podrías llegar a tener para ese día?. Te centras totalmente en la parte negativa que olvidas el objetivo principal, quieres que todo salga perfecto, lo que querías que no sucediera termina pasando, y viceversa. Cuando no te preocupa mucho una situación y tienes claro lo que quieres, termina sucediendo lo que esperas o aún mejor. La cuestión aquí es que, conscientemente quieres una cosa, pero, inconscientemente quieres otra.

Ejemplo: digamos que tú conscientemente te repites que quieres estar con una persona y te imaginas lo perfecto que sería estar con ella. Hasta este momento creemos que controlamos nuestros pensamientos, pero, al paso de unos segundos comenzamos a pensar todo lo contrario. ¿Y si no le gusto?, ¿Si soy demasiado fe@?, ¿Y si no soy suficiente?, etc. Esto es gracias a nuestra mente subconsciente. Ya que contiene todas nuestras creencias limitantes, que hemos ido reforzando al paso de nuestros días. Además de que nosotros sólo tenemos el control de nuestros pensamientos cerca del 2%, mientras que el otro 98% lo tiene nuestra mente subconsciente. Es como remar contra corriente…

Recomendaciones

  • Cambia el entorno en el que estás. Aunque eso incluya mejores amig@s, familia o compañeros, en caso de que no lo puedas abandonar por completo, intenta alejarte un poco.
  • Te propongo un ejercicio:
    • Mírate frente al espejo unos minutos al día. Hazte cumplidos de lo atractiv@ que eres , de lo linda que es tu sonrisa, tus ojos, etc. Creyendo firmemente que lo eres. Verás que al cabo de unas semanas notarás un cambio en ti.
  • Mantente ocupado la mayor parte del día. Intenta no dar paso a los pensamientos negativos de tu subconsciente, cuando nos mantenemos ocupados además de que el tiempo pasa más rápido, no pensamos en otras cosas.
  • Mantente en un ambiente positivo, ¿Te gusta poner música?, hazlo ¿Te gusta cantar?, hazlo, cualquier cosa que te cause felicidad, por favor, hazla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *